berlin littium bicicletas eléctricas

Viajamos hasta Vinaroz (Castellón) para conocer de primera mano una de sus tiendas de bicicletas más destacadas donde brillan con luz propia las e-bikes de Littium Kaos: Maikbike.

Vinaroz es el municipio más septentrional de la Comunidad Valenciana. Una localidad de casi 30.000 habitantes conocido por sus afamados viñedos y su estratégico puerto de pesca, además de por un patrimonio cultural y unas calas de ensueño. Y un lugar en el que, cada vez más, la afición a la bicicleta marca la pauta.

En ese desarrollo del ciclismo, en todas sus modalidades, pero especialmente en el BTT, ha jugado un papel esencial Maikbike, una tienda abierta en 2015 que se ha convertido en una referencia tanto para los ciclista locales como para los de  los pueblos cercanos, como Benicarló, Peñíscola o San Carlos de la Rápita. Un templo dedicado a las dos ruedas en el que encontrar absolutamente todo lo que tenga que ver con nuestra pasión.

“He sido ciclista desde muy pequeño. ¡Desde que hice la comunión”, cuenta Maikel. “Empecé reparando bicicletas para mí y para mis amigos. Cada vez tenía más y más gente, así que decidí lanzarme y montar un negocio”, recuerda. Desde entonces han pasado casi tres años (un aniversario que se cumplirá el próximo mes de febrero, pero la tienda no ha parado de crecer: sólo 18 meses después de la apertura, Maikbike se mudó a un local mucho más grande. De 80 metros cuadrados pasaron a tener 200. “Las cosas van bien: con mucho trabajo, pero estamos contentos. Creo que si haces las cosas con amor y con pasión, salen adelante”, confirma el responsable de Maikbike.

Si haces las cosas con amor y con pasión, salen adelante”, nos cuenta el responsable de Maikbike

La mayor parte del volumen de negocio de Maikbike, en torno a un 90%, corresponde al ciclismo de montaña. “En la zona hay muchísima afición”, explica Maikel. Por ello, desde la tienda han creado un club ciclista que compite y desde el que organizan salidas frecuentes.

Pero hay más: cada vez más habitantes de Vinaroz y alrededores se dan cuenta de que la bicicleta es un vehículo perfecto para moverse por la ciudad. “Muchos ciclistas empiezan a entender que la bicicleta es un vehículo perfecto para el día a día. Empiezan probándola por curiosidad y se dan cuenta de que tardan lo mismo o menos, y que encima no gastan”, cuenta Maikel.

En esa progresiva transformación urbana, la Ibiza Dogma de Littium Kaos está jugando un papel importante. “La tenemos desde hace cuatro meses”, explica el fundador de Maikbike. “Nos cautivaron por su estética y por sus acabados. A la gente le llama mucho la atención, porque cada vez son más los que buscan una bicicleta eléctrica plegable”.

Ibiza Dogma llama mucho la atención, porque cada vez más gente busca una e-bike plegable"

Y es que, en opinión de Maikel, las e-bikes están cambiando el sector. “En esta zona el pedaleo asistido está aún por descubrir, tanto en montaña como en urbano. Pero es indudable que cada vez se venden más. La gente quiere moverse y no cansarse tanto. Con una eléctrica puedes llegar mucho más lejos y usarla como medio de transporte. Muchos se la compran por probar y se acaban enamorando”. Que viva el amor, pues. Y que dure.