Editorial del periódico de CEHAT

El editorial es el corazón de cualquier medio de comunicación: por eso resulta especialmente significativo que el del último periódico de CEHAT (Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos) fuera firmado por Estebe Gorbea, CEO de Littium Kaos Engineering.

«Cualquiera que haya viajado este verano por España lo habrá comprobado: tanto en ciudades como en playas, carreteras o montañas es cada vez más frecuente cruzarse con grupos de ciclistas disfrutando, sobre sus bicicletas, de las vacaciones. Un fenómeno que se repite en todo el mundo y que abarca a cada vez más gente, porque gracias al auge de las bicicletas eléctricas de pedaleo asistido ya no solo los jóvenes deportistas pueden aunar ejercicio y diversión, sino que hombres y mujeres de todas las edades y cualquier condición física incorporan la bici a sus planes estivales».

Así empezaba el editorial, bajo el título ‘Sobre ruedas’, que firmaba Estebe Gorbea (CEO de Littium Kaos Engineering) y que abría el periódico de CEHAT, el pasado mes de septiembre (y que aquí puede leerse por completo).

'Sobre ruedas': así titulaba el CEO de Littium Kaos su editorial en el periódico de CEHAT

En su texto, Gorbea repasaba cómo «se vendieron más de un millón de bicis en nuestro país en 2018, generando un negocio de casi 1.712 millones de euros. Una cifra notable que sitúa al ciclismo como el principal deporte en España, económicamente hablando, con un 23,68% de las ventas del sector de artículos deportivos y superando a otros deportes tan populares como el fútbol. Un impacto que se refleja en otros sectores como el turismo o hostelería: sólo en 2016 el negocio del cicloturismo superó los 1.620 millones de euros en nuestro país, una cifra creciente que, sin embargo, está lejos de su techo: Alemania (11.370 millones de euros) o Francia (7.490 millones de euros) son dos casos a imitar y, dado el potencial turístico de nuestro país, incluso superar».

Pero Gorbea, por supuesto y tratándose de un editorial dirigido al sector del turismo, también reflexionaba sobre todas aquellas iniciativas que «muestran el potencial de la bicicleta como estímulo turístico en España. El Camino de Santiago, las Vías Verdes, la Ruta de la Plata, el Camino del Cid o lugares como Mallorca (donde, sólo en 2018, aterrizaron más de 250.000 ciclistas con un objetivo: ¡recorrer pedaleando la mayor parte de la isla!) son ya destinos ‘bike friendly’ muy populares dentro y fuera de nuestras fronteras. Sus cifras de visitantes y el volumen de ingresos que generan son imparables, unos beneficios de los que es responsable y parte interesada la industria hotelera: sólo en Mallorca más de 250 hoteles ya ofrecen instalaciones específicamente preparadas para este tipo de visitantes, sabedores además de que se trata de un público muy respetuoso, fiel y afín a un estilo de vida saludable».

Mayor pernoctación, fortalecimiento del vínculo entre alojamiento y cliente, nuevas vías de negocio... La lista de ventajas que traen las e-bikes al sector hotelero es inacabable

Gorbea también reflexionaba sobre el «atractivo universal y polivalencia» de las bicicletas, dejando clara la necesidad de que cualquier establecimiento debe disponer «de una flota de bicicletas a disposición de sus clientes», algo que, en su opinión, «marca diferencias respecto a la competencia: es un modo rápido, sencillo y barato de facilitar que sus visitantes conozcan los encantos del entorno de una forma saludable y divertida, fomentando un turismo sostenible y de proximidad».

En su texto, Gorbea enumera las muchas y variadas de este tipo de iniciativas, capaces de fomentar «mayor pernoctación de los huéspedes», crear «vínculos mucho más fuertes entre alojamiento y clientes» o, por supuesto, abrir «nuevas vías de negocio a través de excursiones organizadas, visitas guiadas, anuncios publicitarios y servicios de todo tipo». No se queda ahí: en su opinión, y por su «constante proceso de mejora y modernización, renovación tecnológica y perspectiva de futuro, la industria hotelera es un ejemplo a seguir para toda la sociedad, por lo que cualquier medida que fomente un estilo de vida saludable será, además de una oportunidad de negocio, una excepcional herramienta para transmitir una imagen moderna, innovadora y sostenible».

Para terminar, el editorial de Gorbea explicaba el auge de las e-bikes en Europa ( en 2018 se vendieron más de un millón de estas bicis en Alemania, casi 350.000 en Francia y más de 111.000 en España, un 54,52% más que en 2017), y cómo «democratizan todavía más el ciclismo permitiendo que todo el mundo pueda pedalear». Por supuesto, Gorbea también recordaba el importante papel de Littium Kaos en este proceso, con su liderazgo en el sector del ciclismo urbano y sus acuerdos con hoteles, empresas de alquiler, campings o empresas de caravaning «para facilitarles bicicletas eléctricas idóneas para cualquier tipo de cliente».