0

Holanda y sus calles “con decenas de miles de bicicletas recorriendo la ciudad de forma cómoda”: en eso quiere convertir Vigo su alcalde, Abel Caballero, como explicó este fin de semana… ¡sobre Ibiza Littium!

Abel Caballero, alcalde de Vigo desde 2007 y reelegido en las recientes elecciones municipales, en las que su partido, el PSOE, consiguió un resultado histórico logrando 20 de los 27 concejales, estuvo este domingo en A Pedaliña, la marcha ciclista organizada por A Golpe de Pedal que recorre las calles de la ciudad gallega.

Por supuesto, Caballero también se subió a una bicicleta. ¿Cuál? Una estupenda Ibiza Dogma Littium, la e-bike plegable de referencia en el mercado. “Tenemos estas maravillosas bicicletas eléctricas que pone Littium”, explicó el alcalde de Vigo, que bromeó sobre la conveniencia de, a su edad (72 años), usar una bicicleta de pedaleo asistido. “Los de Golpe de Pedal me deben considerar mayor, porque me han traído una bicicleta eléctrica, ¡pero yo me veo joven y seguiré como alcalde 25 años más!”.

Además de subirse a Littium Ibiza, Abel Caballero prometió infraestructura ciclista para Vigo

La referencia a nuestra marca fue parte de un discurso lleno de alabanzas al ciclismo urbano. “Vigo está más cerca de poner fin a una deuda pendiente desde hace décadas: apostar por los carriles bici y convertirse en una ciudad amable para los ciclistas, para el transporte sostenible y respetuoso con el medio ambiente”. Caballero anunció la inauguración, dentro de unos meses, del primer gran carril que cruzará la ciudad desde Teis hasta Samil.

Según el alcalde, la construcción de infraestructura ciclista deshará “el mito de que Vigo es una ciudad de cuestas para mostrar el Vigo de los llanos”. Además, alabó a A Golpe de Pedal, que en su opinión impregna la ciudad “de querencia a la bicicleta, una forma de movilidad optima”, y anunció la construcción de hasta tres grandes carriles bici más porque quiere un Vigo “con una movilidad razonable, una buena movilidad, y la bicicleta lo es”.

“Mi sueño es que Vigo”, concluyó el alcalde junto a su Littium Ibiza, “termine siendo como Holanda, donde uno sale del hotel y se encuentra con decenas de miles de bicicletas recorriendo la ciudad de forma cómoda. Y eso que allí hace frío y llueve… ¡Así que aquí tampoco hay excusas!”.