Un nuevo reparto del espacio público | Littium Bicicletas Eléctricas

Con la llegada del temporal Filomena, el transporte en automóvil ha quedado en un segundo plano. Los llamados “caminos del deseo”, marcados en la nieve, nos invitaban a imaginar un reparto del espacio diferente. El usuario Mobility Behaviour lo mostraba gráficamente en su cuenta de Twitter.

Más espacio para los peatones

La superficie urbana dedicada al automóvil en nuestras ciudades es enorme. En el año 2007, se calculaba que era entre 20 y el 30% de la superficie total, alcanzando a porcentajes del 40% en urbanizaciones de nueva construcción. En 2020, esta cifra ascendía al 85%. Este porcentaje de espacio urbano se reparte entre el dedicado al aparcamiento y el destinado a la circulación de los vehículos. Según datos de la Comisión Europea, los vehículos están aparcados el 92% del tiempo, y efectivamente circulando solo el 5%, con una media de ocupación de 1,5 personas por viaje.

Desde Ecologistas en Acción hacían la siguiente comparativa:

«Así, por ejemplo, el espacio que necesita un empleado para trabajar en su oficina es prácticamente el mismo que emplea para mantener aparcado su coche mientras está en el trabajo, unos 20 m²».

Super manzanas

El ayuntamiento de Madrid estudia una nueva propuesta que proponer remodelar el centro de Madrid por completo, dividiéndolo en super manzanas. Nuestras ciudades necesitan más metros cuadrados para los peatones, ciclistas, y el resto de los medios de transporte sostenibles. El tejido urbano de divide en manzanas de edificios rodeadas por tráfico, dejando un espacio mínimo para los peatones. El objetivo de este proyecto es restringir el tráfico y ampliar el espacio peatonal, repensando el espacio público.

Esta es una iniciativa que en mayor o menor medida ya existe en otras ciudades como Barcelona y Vitoria-Gasteiz y que muchas otras como Valencia, Cádiz y la misma Madrid tienen previsto llevar a cabo.