| Littium Bicicletas Eléctricas

Movilidad sostenible: lo que necesita el medio ambiente.

Hay pequeños gestos que podemos hacer como individuos para ayudar al medio ambiente. Hábitos de nuestro día a día que pueden significar una gran diferencia y utilizar métodos de movilidad sostenible es esencial. Desplazarnos con medios de transporte que no emitan, o que emitan menos gases de efecto invernadero puede marcar el futuro de la generaciones venideras.

La movilidad sostenible no solo es una cuestión de emergencia climática, también es una cuestión de salud pública. Debemos contaminar menos para cuidar de nuestro planeta y de nuestra salud, y lo que es más importante, de nuestras hijas e hijos. Por ello desde Europa se ha promovido se ha creado el Pacto Verde Europeo que pretende a través de la movilidad sostenible incentivar y crear medios de transporte más limpios, sanos y económicos.

Las principales cuestiones que trata el Pacto Verde Europeo son:

  • Reducir el 90% de las emisiones de gases efecto invernadero del transporte con fecha límite 2050. Hay que tener en cuenta que el 71,7% son de transporte por carretera.
  • Impulsar la digitalización en el sector transporte, para mejorar su eficiencia y sea menos contaminante y bus ca que se desarrollen aplicaciones con la idea de convertir en transporte público en una «movilidad como servicio».
  • Incentivar e impulsar la infraestructura los puntos de recarga sostenibles para el transporte. Se estima que en 2025, se necesitará aproximadamente 1 millón de estaciones públicas de recarga para los 13 millones de vehículos de cero emisiones que se esperan en las carreteras europeas.

En España se han desarrollado propuestas como Anteproyecto de ley de Movilidad Sostenible y financiación del transporte que incluye entre otras cosas:

  • Fiscalidad del transporte
  • Financiación del transporte
  • Regulación para el fomento de la movilidad sostenible
  • Regulación en materia de sensibilización y formación en movilidad sostenible

Dentro de este plan se entiende que se incentivan los transportes públicos con su consecuente mejora en infraestructura, motos y coches eléctricos y/o no contaminantes y bicicletas además de otros vehículos de transporte unipersonal.