Bicicleta como medio de transporte: ¿cuáles son sus argumentos en primavera 2022?

Getxo, 13 de abril de 2022

Todos los que trabajamos en el sector de la bicicleta en España, sabemos del gran potencial de la bicicleta como medio de transporte en nuestras ciudades y, por ello, creemos que más tarde o más temprano, la demanda de bicicletas urbanas y urbanas eléctricas acabará por explotar.

Sin embargo, pasan los años y no acaba de ocurrir, su demanda no acaba de explotar. La bici urbana crece pero a un ritmo más lento de lo que desearíamos todos, siempre bajo las mismas premisas de falta de apuesta política por parte de las administraciones, escasas inversiones en infraestructuras, etc.

Pero, además, existen una serie de «inconvenientes o limitaciones» por parte de los posibles usuarios que hacen que nuestra Sociedad se resista a dar el salto y subirse de forma habitual a la bicicleta

FUENTE: Barómetro de la Bicicleta en España 2019, RCxB

En el último Barómetro de la Bicicleta en España, publicado en 2020 por la Red de Ciudades por la Bicicleta, cuando preguntaron a los entrevistados por los inconvenientes para usar la bicicleta a diario, el exceso de tráfico motorizado, la falta de carriles bici, el riesgo de robo y la falta de aparcamientos, destacaban como los principales problemas percibidos por la población.

Éstos, son datos publicados en 2020 pero recogidos en 2019, por lo que no contemplan los cambios de uso y de percepción de la bicicleta que puedan haberse producido como resultado de la pandemia COVID-19, ni la explosión de la demanda de bicicleta post-confinamiento, ni la percepción de la bicicleta como una manera de mantener las distancias físicas que son inevitables en el transporte público.

Y tampoco contemplan las innumerables actuaciones públicas en muchas de nuestras ciudades (Valencia, Málaga, Murcia, Logroño,…) por facilitar su uso a través de nuevas inversiones en infraestructuras, campañas de difusión, refuerzo de sistemas públicos de bicicleta compartida o aparcamientos abiertos y cerrados, entre otras. Ni, por supuesto, el reciente anuncio del Ministerio de Transporte de una dotación de hasta 600 Millones de Euros para actuaciones pro-bici en 111 municipios.

Por otro lado, en dicho informe también se recogían cuáles eran, en opinión de los encuestados, las principales limitaciones para usar la bicicleta como medio habitual de moverse por la ciudad, donde destacaron la condiciones atmosféricas adversas, la falta de hábito y las orografía adversa.

Primavera 2022, ¿qué ha cambiado?

Han pasado en realidad 2 años desde la publicación de este informe y muchas cosas han cambiado desde entonces. La bicicleta durante la pandemia ha recibido un espaldarazo en muchos países y ciudades por su aportación al mantenimiento de hábitos saludables y su repercusión beneficiosa en la salud a través del sistema inmunitario de las personas. Ahora, además, se ha reforzado su aportación al bolsillo de cada uno de nosotros al usarla en detrimento del automóvil, como ya decíamos en nuestro anterior post sobre ir en bicicleta al trabajo, por que utilizar la bici como medio de transporte no cuesta trabajo, ni dinero.

Y, más aún, llegados a este momento del año, inmersos en plena Semana Santa, con cada vez mejor tiempo, se debilita una de las principales limitaciones de los que no usan la bicicleta: «las condiciones atmosféricas adversas», por no hablar de que la «falta de hábito» o la «orografía adversa» ya están más que superadas por la aportación de la bicicletas de pedaleo asistido, si bien es verdad que muchas personas no han probado nunca una bicicleta eléctrica y por tanto, no saben que con una de ellas, el hábito o forma física, así como la orografía, no son un problema.

Ibiza Titanium¿Cuáles son sus argumentos en la primavera 2022?

Volviendo a nuestro sector, todos sabemos que no es lo mismo vender una bicicleta eléctrica deportiva, de montaña, gravel o carretera, que una eléctrica urbana. Para vender bicicletas eléctricas urbanas hay que convencer al cliente.

  • Ahora ya ha llegado el buen tiempo, es el momento.
  • El coste de la gasolina y el diesel sigue por las nubes y convierte al coche en una opción de desplazamientos cada día más ruinosa.
  • La orografía de la ciudad con una eléctrica no es un problema, por eso es bueno dejar que el cliente la pruebe y se dé cuenta.
  • La falta de hábito o de buena forma física, tampoco y el cliente lo verá en cuanto se suba a la bicicleta eléctrica y la pruebe.
  • Las ciudades siguen mejorando en su apuesta por la bicicleta, cada vez es más fácil y seguro, aunque aún haya mucho por hacer, hemos mejorado.
  • Con un buen candado o con una bicicleta plegable que guardas tanto en el trabajo como en casa fácilmente, la posibilidad de robo se minimiza.
  • Y, si a pesar de todo, ocurre algún incidente mecánico o algún accidente, Littium obsequia a todos sus compradores con 1 año de SEGURO RACC BICI.

Por todo ello, desde Littium creemos que ha llegado el momento, en esta primavera 2022, de que demos un buen salto en el uso de la bicicleta como medio de transporte en nuestro país.