Bicicletas eléctricas para la ciudad… y el Mundial de MotoGP

Littium Kaos Engineering está apostando con fuerza por introducir las e-bikes en el paddock del Mundial de Motociclismo. Si son rápidas, divertidas y eficientes en la ciudad… ¿por qué no usarlas en un ambiente de exigencia y prisas como ese?

En un mundo tan cambiante como el del Mundial de Motociclismo, el SAG Racing Team es una auténtica institución. Fundado en 2002, fue en 2005 cuando dio el salto al campeonato del mundo, donde actualmente compite en la categoría de Moto2. Pero el SAG Racing Team no sólo destaca por la velocidad de sus pilotos y monturas: es, también, el equipo que está apostando con más fuerza por las bicicletas eléctricas en el paddock. Una decisión que, lógicamente, exige contar con unas e-bikes a la altura del reto: las Ibiza de Littium Kaos Engineering.

“Empezamos a colaborar en 2016”, recuerda el General Manager del equipo, Edu Perales, toda una institución en el mundial. “Probé una Littium Ibiza y me sorprendió: era muy cómoda y fácil de manejar, pero también muy divertida. Por supuesto, desde entonces tengo una en mi casa: salgo casi a diario con ella, a pasear con mi perro, y se nota la diferencia. Vivo en una zona con muchas cuestas, y es un gran invento: haces mucho ejercicio pero, si te sientes fatigado, el motor te echa una mano”.

Pero donde más importantes son las Littium Kaos Engineering para el SAG Racing Team es, sin duda, en los circuitos. “Te permiten desplazarte muy rápido por todas partes”, destaca Perales, “y además caben en cualquier sitio. Ocupan poco espacio y, con ellas, puedo tener a todo el equipo mucho más disponible y activo sin tener que ocuparnos ni de la gasolina. Me llama la atención que abarquen tanta tecnología y practicidad en tan poco espacio”. Algo que también valora Manu Durán, representante de pilotos e intermediario de equipos y sponsors: “En circuitos como San Marino o cualquiera de los españoles hay muchísima gente en el paddock, y moverte en una Littium es mucho más seguro y cómodo que en un scooter. Aparte, la uso a diario: aparco el coche a las afueras de Barcelona y, desde ahí, me muevo pedaleando”.

“Una e-bike te permite desplazarte muy rápido por todas partes y ocupan muy poco espacio”

Bicicletas eléctricas y motos. Los retos de la movilidad urbana sostenible, divertida y eficaz, y la competitividad y desafíos del Mundial de Moto2. Dos caminos destinados a encontrarse y que, a partir del año próximo, estarán todavía más unidos con el nacimiento de una nueva categoría. Sí: a las emocionantes carreras de Moto1, Moto2 y MotoGP se le sumarán las de Moto E.

Isaac Viñales, embajador de Littium KAOS.
Isaac Viñales, embajador de Littium Kaos.

En principio, 18 pilotos participarán en carreras sobre motos eléctricas “Las e-bikes ya son el presente”, explica Perales, “y es probable que las motos eléctricas sean también el futuro”. De momento, las monturas serán las mismas para los nueve equipos participantes, ofrecerán una potencia de unos 147 caballos, una aceleración de 0 a 100km/h en 3 segundos y alcanzarán más de 250km/h. “La e-moto es espectacular”, reconoce Durán, “y en pista es sorprendente. La velocidad es impresionante, tiene un sonido muy atractivo y ha llegado para quedarse”. “La autonomía”, concluye Perales, “sigue siendo el mayor reto, pero creo que a largo plazo terminarán sustituyendo a las motos de carrera de combustión”.

Bicicletas… ¡que vuelan!

Isaac Viñales es rápido dentro de la pista… y fuera de ella. Piloto de Moto2 y embajador de Littium Kaos Engineering, actualmente en el Forward Racing, está acostumbrado a moverse a toda velocidad tanto en el mundial como por las calles, donde usa una ebike plegable Ibiza. “Desde que me subí a ella por primera vez”, explica, “me sorprendió lo bien que iba. Ahora, en casa, tenemos varias veces, pero uso Ibiza para desplazarme a cualquier sitio. No tengo ni que ponerme el caso, no tengo que echarle gasolina y, sobre todo en los atascos, me hace disfrutar y llegar sin agobios”. Tanto le gusta Ibiza que, incluso, ha ido con ella… ¡en helicóptero! “Es verdad”, recuerda sonriendo, “y hasta ahí era fácil manejarla por su ligereza y lo pequeña que es plegada”. Eso sí, disfruta más pedaleando que por los aires: “Entreno mucho en bicicleta, porque es un deporte perfecto para un motociclista: no es tan lesivo como correr, desarrollas mucha fuerza y resistencia y, además, viene muy bien para relajarse y hasta para ejercitar la concentración”.

Deja un comentario